poker y ajedrez
- Ajedrez y Poker

Sentado con Ovejas en una mesa de poker

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el mundo del poker hay un dicho: En una mesa de poker hay 9 ovejas esperando ser degolladas, sino piensas así, ¡TÚ eres una oveja!

Al poker se juega sin piedad y con el único objetivo de ganar todo el dinero de la mesa. Esto es un axioma básico que todo jugador de poker aprende antes o después y por las buenas o por las malas.

A estas alturas del artículo imagino que harán lectores indignados (futuras ovejas) y otros que mientras asienten con la cabeza susurran por la bajo –“Este hombre tiene más razón que un santo”-. Bueno, yo de santos entiendo poco y con el único que hago buenas migas en con Miguel. San Miguel. También he enviado varias cartas al Vaticano sugiriendo la beatificación de Mahou. De momento sin respuesta. Os mantendré informados.

¿Por qué os cuento esto?

Pues porque para jugar al poker hay que estar psicológicamente preparado. Hay que comprender que cada vez vamos a jugar una partida de poker nos encaminamos hacia una batalla. Si somos jugadores medianamente serios no podemos sentarnos a jugar unas manos para pasar el rato.

Yo para pasar el rato, tiro migas de pan a los patos…

La preparación psicológica es vital para un jugador. Si no nos tomamos este punto en serio, estaremos derrotados ANTES de que nos repartan la primera mano. Así de serio es el asunto. El poker requiere de disciplina, y mucha.

Se suele decir sobre el poker que una forma muy dura de tener una vida fácil. No os dejéis deslumbrar por las luces y los fajos de billetes. Acometed la carrera en el poker con visos de realismo y con gran dosis de entusiasmo por el estudio del juego, de no ser así, estáis abocados a la bancarrota.

Sé que las palabras que estáis leyendo pueden parecer duras, pero flaco favor os haría si no os advirtiera de donde os vais a meter si pretendéis sacar del poker un sobresueldo.

Y así están las cosas.

 

Juan Carreño

Deja un comentario