El tablero

El tablero de ajedrez es bien conocido. Contiene 64 cuadros o casillas, alternativamente claras y oscuras (blancas y negras) formando un cuadrado de 8 casillas por lado. Generalmente está hecho de madera o plástico, al igual que las piezas, que son de dos colores, normalmente blancas y negras. Aunque existen muchos modelos de piezas, algunas de verdadera fantasía, el modelo que tiene más aceptación es el llamado «Staunton», de uso predilecto en competiciones oficiales.
El tablero de ajedrez es un cuadrado de 64 cuadros llamados «casillas». 32 son de color claro, denominándose «casillas blancas», y otras 32 oscuras, «casillas negras». Las casillas forman un cuadrado de 8 x 8 y son alternativamente blancas y negras. La partida se disputa entre dos jugadores, que se colocan de frente uno a cada lado del tablero, de forma que la casilla del ángulo de la derecha de los contendientes sea blanca. A efectos de explicar el movimiento de las piezas, se denominan columnas los grupos de ocho casillas verticales, filas son los grupos de ocho casillas horizontales y por último diagonales, los grupos formados por casillas unidas diagonalmente entre sí, y que pueden tener longitud variable. Una característica especial de las diagonales es que, a diferencia de las filas y columnas, están siempre formadas por casillas del mismo color. El diagrama es una representación del tablero vacío, donde puede observarse la colocación del cuadro blanco a la derecha.

Las piezas

Las piezas son, como hemos dicho, los componentes del ejército de cada bando, y son de distinto color para cada uno de los dos jugadores, normalmente son blancas y negras. Cada uno de los jugadores dispone, al empezar la partida, de las mismas fuerzas, formadas por 16 piezas por cada bando, y que son las siguientes:

Deja un comentario