Cuando uno de los bandos, tocándole jugar y sin que su Rey esté en jaque, no tiene ninguna jugada legal posible, se dice que está en situación de ahogado, y la partida termina en «tablas» (empate).

Esto puede verse en el diagrama, donde el negro, si le toca jugar, no puede hacer ninguna jugada válida, ya que cualquiera de las jugadas posibles con el rey son ilegales por dejarlo en jaque.

En este caso la partida es tablas por ahogado. Naturalmente, si existiera otra pieza que las negras pudieran jugar, ello desharía el ahogado.

ahogado-2

Las tablas por ahogado pueden producirse aunque el bando que queda ahogado tenga otras piezas, siempre que éstas no tengan ninguna jugada legal. Por ejemplo, en la posición del diagrama, si les toca jugar a las negras, también es ahogado, pues no existe ninguna jugada válida a su disposición. También hay que distinguir la diferencia entre ahogado y mate: en el primer caso no existe jaque y no hay jugadas legales. En el segundo, un bando da jaque y el otro no tiene jugadas legales para evitarlo.

Por ejemplo si en la posición del diagrama le toca jugar a las blancas, pueden tomar la torre negra con su dama: 1.Dxg6# Ahora las negras no tienen ninguna jugada válida, pero además su rey está en jaque y no pueden evitarlo. No se trata de ahogado, sino de mate y las blancas ganan la partida.

Deja un comentario