Este es un final muy interesante y que se da con relativa frecuencia. Aunque en la mayoría de las posiciones son tablas, la defensa es bastante difícil y el final ofrece bastantes posibilidades prácticas de ganarse. Como siempre, las posiciones ganadoras se dan con el rey del bando débil encerrado en la banda, pero a diferencia de otros finales, el bando fuerte siempre puede forzar al rey de su rival a colocarse allí. Pero una vez dada esa circunstancia, existen muchas posiciones de tablas. Empezaremos por estudiar una posición ganadora para el bando fuerte:

[Philidor 1749] 1.Tf8+ [1.Ac6 no es suficiente a causa de 1…Td7+] 1…Te8 2.Tf7 Te2! La mejor jugada. Como veremos en el siguiente comentario, 2…Te1 o Te3 acortan la solución, mientras que si [2…Rc8 3.Ta7 Td8+ 4.Rc6 Rb8 5.Ta1 y las negras quedan en zugzwang, ya que 5…Td7 (única para impedir Rb6) 6.Tb1+ Rc8 7.Ae6] 3.Th7 Una jugada de espera, para que las negras muevan su torre de la segunda fila y la coloquen en e1 o e3, donde estará peor. 3…Te1 [Si 3…Te3 4.Td7+ Re8 (4…Rc8 5.Ta7 y no es posible la defensa 5…Tb3) 5.Ta7 Rf8 6.Tf7+ Re8 7.Tf4!

Una maniobra que debe quedar grabada en la memoria.

Su idea quedará clara en la jugada siguiente . De momento se amenaza 8.Ac6+ 7…Rd8 (si 7…Td3 8.Tg4 y de nuevo la posición de la torre en la tercera se demuestra fatal, al no existir la defensa 8…Tf3) 8.Ae4! la clave de la maniobra. El mate es imparable.] 4.Tb7 Tc1 [Si 4…Rc8 5.Ta7 Tb1 6.Tg7 Rb8 7.Tg8+ Ra7 8.Ta8+ Rb6 9.Tb8+ ganando la torre.] 5.Ab3 Para esto se obligó a la torre negra a colocarse en la primera fila. Ya no existe jaque en d1. 5…Tc3

Finalmente las negras se ven obligadas a colocar su torre en la sexta fila y las blancas pueden aplicar el plan ganador que vimos en el comentario a la jugada 3. [Si 5…Rc8 6.Tb4 (amenaza Ae6+) 6…Rd8 7.Tf4 Te1 (7…Rc8 8.Ad5 Rb8 9.Ta4) 8.Aa4 Rc8 9.Ac6 Td1+ 10.Ad5 Rb8 11.Ta4 con mate.] 6.Ae6 Td3+ 7.Ad5 Tc3 [7…Rc8 8.Ta7] 8.Td7+ Rc8 [8…Re8 9.Tg7] 9.Tf7 Rb8 10.Tb7+ Rc8 11.Tb4! La misma maniobra que vimos en el comentario a la jugada 3, aunque por el otro flanco. 11…Rd8 [11…Td3 12.Ta4] 12.Ac4 y las negras no pueden evitar el mate. 1–0 Este final ya fue analizado por Philidor, quien en 1749, con una excelente labor analítica, demostró la forma en que las blancas ganaban.

Analizar todas los tipos de posiciones posibles llevaría mucho tiempo, así que nos centraremos en dos posiciones defensivas fundamentales:

[Cochrane]1.Th7 Td2 2.Re5 Rc8 3.Ac5 Td7 4.Ae7 Rb7 5.Re6 Rc6 6.Th1 Td2 7.Tc1+ Rb5 8.Ad6 Te2+ 9.Ae5 Td2 etc. ½–½

Esta es la posición de Cochrane, que representa la manera más simple de defensa. Las negras mantienen la clavada del alfil y se mantienen a la espera hasta que el rey blanco se mueva hacia un lado. Entonces deben jugar su propio rey hacia el otro.

La siguiente posición defensiva, analizada por Szen, es algo más difícil, pero igualmente efectiva:

[Szen]1.Tb8+ [1.Th7 Rc8] 1…Tc8 2.Af6+ Rc7 3.Ae5+ Rd8 4.Tb1 Tc2 5.Tg1 Rc8 6.Tb1 Rd8 y las blancas no tienen forma de progresar. ½–½

Las características de la defensa de Szen son: El rey negro está a salto de caballo del rey blanco mientras que su torre está en la columna para cubrir el mate. Una circunstancia fundamental para que la defensa funcione es que el rey débil debe estar en el lado más largo. Comparemos esta posición con la siguiente, en la que hemos pasado el rey negro al otro lado:

Veremos que en esta última, las blancas ganan fácilmente: 1.Tb7 Rg8 2.Tb8+ Rh7 3.Th8+ ganando la torre.

Deja un comentario