En principio son peones débiles todos aquellos que no pueden ser defendidos por otro peón y por tanto su defensa debe ser encomendada a otra pieza, lo que merma el potencial de esta última. En esta categoría entrarían los peones aislados y los retrasados. Pero también se ha de tener muy en cuenta la facilidad que pueda tener el adversario para atacar la supuesta debilidad.

Hemos estudiado el caso del peón aislado central, el cual tiene aspectos débiles pero también fuertes. Veremos ahora el caso de un peón aislado situado fuera del centro, con lo cual sus aspectos favorables disminuyen notablemente:

Curso,intermedio,ajedrez,Peones Débiles

El peón negro en c6, aislado y situado en una columna abierta, supone una debilidad en el campo negro que es necesario defender. El plan blanco consiste en acumular piezas contra él, y en principio, las simplificaciones le favorecen, ya que eliminaría posibles contraataques del negro a cambio del peón.

En la próxima lección un ejemplo veremos un   ejemplo que demuestra las dificultades del bando defensor en este tipo de posiciones:

Curso,intermedio,ajedrez,Peones Débiles

Deja un comentario