En el medio juego la pareja de alfiles suele ser una fuerza importante. La posesión de la misma por uno de los bandos suele condicionar toda la estrategia, ya que generalmente el bando que la posee suele buscar el juego abierto, mientras que su rival debe hacer lo contrario. Las rupturas de peones es el método generalmente utilizado para lograr ese fin y en este sentido es interesante la siguiente partida:

Trifunovic – Van Scheltinga. Amsterdam, 1950

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 Ab4 [4…Cd4 la defensa recomendada por Rubinstein, se considera lo más fuerte.] 5.0-0 0-0 6.d3 d6 7.Ag5 Axc3 8.bxc3 De7 9. Te1 Cd8 [Una conocida maniobra, para neutralizar los efectos de la clavada del Cf6. Este caballo se dirige a e6.] 10.d4 Ce6 11.Ac1 [Aunque parezca extraña, esta retirada se considera la mejor. El alfil queda a cubierto de ser cambiado y puede posteriormente actuar por dos buenas diagonales.] 11…c5 [A las negras les conviene cerrar la posición del centro, al disponer de dos caballos.] 12.Af1 [ No puede tomarse el peón: 12.dxe5 dxe5 13.Cxe5? Cc7-+; Tampoco hay que apresurarse con 12.d5 Cc7 13.Af1 b5 y las negras logran contrajuego en el ala de dama.] 12…Td8 [ La captura 12…cxd4 13.cxd4 es ilógica. Después de 13…Dc7 las blancas pueden jugar 14.Ab2 con buen juego, incluso a costa de un peón.] 13.d5 Cf8 [Con idea de desarrollar el caballo por g6. La alternativa es 13…Cc7 para intentar jugar …b5.] 14.c4 Ce8

15.g3 [El plan correcto. Las blancas deben intentar abrir líneas para sus alfiles y por ello preparan el avance f2-f4.] 15…f5? [La jugada anterior de las negras preparaba esta ruptura. Pero en realidad es un error que facilita las intenciones blancas de abrir el juego. Era preferible 15…Cg6 16.h4 Ag4 17.Dd3 y la amenaza Ch2 seguido de h5 obliga prácticamente a 17…Axf3 18.Dxf3 donde la posición blanca es preferible, pero el juego se mantiene cerrado por el momento.] 16.exf5 Axf5 17.Ch4! Dd7 18.f4 [Ahora las negras ya no pueden evitar que el juego adquiera un carácter donde la pareja de alfiles es un factor claramente favorable.] 18…exf4 19.Axf4 Cg6 [Algo mejor era conservar el alfil con 19…Ag4 20.Dd2] 20.Cxf5 Dxf5 21.Ad3 Df6 22.Axg6! [Un cambio de situación característico. Una de las ventajas de la pareja de alfiles es la facilidad con la que pueden forzar un intercambio favorable. De no ser por este cambio no sería fácil romper la defensa negra, pero ahora se consigue un claro debilitamiento de la estructura de peones o la penetración de la torre en la séptima.] 22…hxg6 [22…Dxg6 23.Te7 es todavía peor.] 23.Tb1 g5?! [ Esto debilita la posición del peón, que no tardará en caer, aunque tampoco era agradable 23…b6 24.Te6 Df5 (Si 24…Dd4+ 25.Dxd4 cxd4 26.Td1 Tac8 27.Txd4+-) 25.Dd3 con clara ventaja.] 24.Ae3 Td7 25.Dg4 Tf7 26.Tf1 Dg6 27. Txf7 Dxf7 28.Axg5 [Las blancas han ganado material, manteniendo su mejor posición. La victoria apenas ofrece dificultades.] 28…Cc7 29.Af4 Df6 30.Dd1 b6 31.Dd3 Te8 32.Tf1 b5 33.cxb5 Dd4+ 34.Dxd4 cxd4 35.Axd6 Cxb5 36.Ab4 a5 37.Axa5 Ta8 38. Ab4 Txa2 39.d6 Ta8 40.d7 Cc7 41.Tf8+ 1-0

La apertura de diagonales, especialmente las que no controla el alfil adversario, es un plan frecuente y la siguiente partida de Kasparov es un buen ejemplo:

Tiviakov,S – Kasparov,G. Corus Wijk aan Zee 2001

1.e4 c5 2.Cc3 d6 3.f4 g6 4.Cf3 [4.d4 cxd4 5.Dxd4 Cf6 6.e5 Cc6 7.Ab5 Cd7 8.Axc6 bxc6 9.exd6 Cf6 no da a las blancas ninguna ventaja.] 4…Ag7 5.Ac4 Cc6 6.0-0 e6 7. d3 Cge7 8.De1 [También se ha jugado el sacrificio de peón con 8.f5] 8…0-0 9.Ab3?! [Una retirada innecesaria y poco enérgica. En esta posición se habían jugado 9.f5!? o 9. Dh4] 9…Ca5! 10.Ae3 b6 11.Af2 Ab7 12.Ah4 Cxb3 13.axb3 [La posición es ya algo favorable a las negras debido a su pareja de alfiles. Aunque el de casillas blancas no parece de momento muy activo, con la ruptura …f5 pronto tendrá una influencia primordial.] 13…Dd7 14.Dg3

14…f5! 15.Tae1 Cc6 16.exf5 [Este cambio facilita la tarea de las negras, aunque ya no era fácil sugerir una alternativa.] 16…gxf5 [De este modo, las negras tienen un buen objetivo de ataque en g2.] 17.Te2 Tae8 18.Tfe1 Rh8 19.Dh3 Cd4 20.Cxd4 Axd4+ 21.Rh1 Tg8 22.Cd1 Tg6 23.c3 Ag7 24.Ce3 Tf8 25.Ag5 h6 26.Ah4 b5 27.Cf1 b4

[Las negras tienen amenazas en ambos flancos y su ventaja es ya muy clara. Las dos piezas menores de las blancas tienen escasas posibilidades de encontrar buenas casillas.] 28.cxb4 cxb4 29.Ce3 Tg8 30.Ag3 Ad4 31.Cc4 [El caballo aquí está bien colocado solo aparentemente, ya que su actividad es nula y pronto deberá regresar a defender el flanco de rey.] 31…T8g7 32.Dh5 Rh7 33.Ce3 Db5 34.Td2 a6 35.Dh3 h5! [Una continuación muy fuerte. Las blancas no pueden tomar el peón, ya que perderían el alfil. Pero esta pieza, que protege el punto g2, está de todas formas en peligro, ante la amenaza …h4.] 36.Tee2 h4 37.Ae1 Axe3 [Como suele ser habitual, el cambio de la pareja de alfiles, para eliminar un defensor vital, es la conclusión de todo el juego anterior.] 38.Dxe3 Dc6 39.Dh3 Dc1 40.Dxh4+ Th6 41.Tc2 Dd1 42.Tcd2 Db1 43. Df2 Txg2 44.Dxg2 Axg2+ 45.Rxg2 Da2 46.Tc2 Tg6+ 47.Ag3 Dxb3 [Con esto se logra una mayoría de peones en el ala de dama que decide la partida.] 48.Ted2 a5 49. Rf2 a4 50.Tc6 a3 51.bxa3 bxa3 52.Re2 e5 [52…a2 53.Ta6 sería prematuro. Antes las negras abren paso a su torre.] 53.fxe5 f4 0-1

También en la siguiente posición las blancas realizaron un plan cuyo objetivo era despejar diagonales para su pareja de alfiles mediante una ruptura de peones:

Svidler,P – Adianto,U. FIDE-Wch Groningen 1997

21.Ae3 [Las blancas inician un plan en el flanco de rey que incluye el avance f4 y luego h4-h5 para abrir diagonales contra el enroque adversario. Otra posibilidad era 21.Df3 para presionar sobre el peón d5 con Tad1.] 21…Ce6 [A 21…Ce4 seguiría igualmente 22. f4 y luego con Df3 el caballo negro no estaría seguro.] 22.f4 d4 23.Ae4 Td8 24.Af2 [ No solo se busca la diagonal h4-d8 sino que se mantiene el ataque sobre d4, lo que inmoviliza las piezas negras. Después de 24.Ac1 Cc5 las negras están bien. 24.cxd4 Ccxd4 25.Tc1 c5 no pone muchos problemas al negro, mientras que 24.Df3? falla por 24…Cg5!] 24…Tee8 [ 24…Cxf4 25.Df3 Cd5 26.cxd4 da ventaja a las blancas. En cuanto a 24…Cc5 puede ser contestado con 25.Af3! y la amenaza Ah4 resulta molesta.] 25.Dg4 Ce7 [ 25…dxc3 pierde a causa de 26.Tad1+-] 26.h4 [Las blancas tratan de abrir líneas con el avance h5 o f5. La jugada natural 26.Tad1 era también buena y probablemente traspondría a la partida.] 26…c5 [26…Cd5 27.f5; 26…d3!? 27.Tad1 d2 28.Te2? Cd4] 27.Tad1 Cd5 28.f5 gxf5 29.Dxf5 Cf8 [29…g6 dejaría debilidades tras la sencilla 30. Df3] 30.Df3 [Las blancas conservan las damas para mantener el ataque sobre el enroque, en el que los dos alfiles serán muy útiles. La ganancia de un peón mediante 30. Dxd7 Txd7 31.cxd4 c4 llevaría a una posición poco clara, pues el caballo en d5 es muy fuerte y las negras tienen una mayoría móvil en el flanco de dama que supone una buena compensación.] 30…De6 [30…Ce6 era algo mejor, aunque tras 31.cxd4 (31.Dh5 g6 32.Df3 es también buena para el blanco.) 31…cxd4 32.Axd4 Cxd4 33.Txd4 Da7 34.

Df2 Cf6 35.Txd8 Dxf2+ 36.Rxf2 Cxe4+ 37.Txe4 Txd8 38.Re3 las blancas tienen un peón más en el final, aunque su aprovechamiento no sería una tarea fácil.] 31.cxd4 cxd4 32. Axd4 [Tras la ganancia del peón, la ventaja de las blancas es decisiva.] 32…Ce7 33.a3 Td7 34.Ac3 Ted8 35.Txd7 Txd7 36.h5 Ch7 37.Dg3 Db6+ 38.Rh2 Dh6 39.Dg4 Cf8 40.Tf1 Ce6 41.Tf6! De3 [ 41…Dg5 tampoco salva, debido a 42.Dxg5 Cxg5 43.Td6! Txd6 44.exd6 Cxe4 45.dxe7 Cd6 46.Ab4 Ce8 47.Rg3 f6 48.Rf4 Rf7 49.Re4 Re6 50.g4 y las blancas ganan.] 42.h6 Cg5 [42…Dg5 permitiría un espectacular remate con 43. Dxe6! (43.h7+ Rh8 44.Dxe6! lleva a lo mismo) 43…Dh4+ (43…fxe6 44.h7+ da mate) 44.Dh3 Dxh3+ 45.Rxh3 gxf6 46.h7+ Rh8 47.e6! ganando.] 43.e6! [Con el mismo tema de mate que hemos visto en el comentario anterior] 43…fxe6 44.Dxg5! 1-0 [Tras 44… Dxg5 45.h7+ Rh8 46.Tf8+]

Otra de las ventajas de la pareja de alfiles es su facilidad para provocar un cambio ventajoso. Por ejemplo en la siguiente partida esta posibilidad es un arma que las negras utilizan en varias ocasiones:

Barcza,G – Pachman,L. Praga 1954 [Las negras tienen la ventaja de la pareja de alfiles, aunque directamente no es fácil aprovecharla. Sin embargo, con su última jugada, están amenazando el cambio …Axd4 que les daría ventaja.] 20.b3 Tc7 21.Tac1 a5 22.c4 a4 [Buscando la apertura de la columna «a» que, debido a la acción del alfil de casillas negras sobre «a1», no será fácil que las blancas puedan contrarrestar.] 23.Tb1 Ta8 24.Af1 [Si 24.bxa4 Dc5 25.Cb5 Tcc8 y las negras recuperan el peón, dejando a su adversario serias debilidades.] 24… axb3 25.axb3 Tcc8 26.De3 Ta2 27.Cf5 Dxe3 28.Cxe3 h5 29.Td3 [Esto favorece la siguiente ruptura, pero a las blancas les falta ya un plan activo.] 29…b5 30.cxb5 Axb5 31.Tdd1 Tb8 [Nuevamente las negras están planteando el cambio de la pareja de alfiles, para obtener una posición ventajosa.]32.Cc4 [Si 32.Axb5 Txb5 las blancas tienen dos peones débiles en b3 y d5 y el alfil negro es más fuerte que el caballo. Tras, por ejemplo 33.Td3 Tba5 34.Cc4 Ta1 35.Txa1 Txa1+ 36.Rg2 Rf8 el rey negro se acerca al flanco de dama. Pero tal vez este fuese el camino menos malo para las blancas, ya que ahora sus dificultades serán mayores.]32…Ac3 [Con idea de colocar el alfil en c5 para presionar sobre «f2».] 33.Tbc1 Ab4 34.Ta1 Tba8 35.Txa2 Txa2 36.Tb1 Aa6 37. Tb2 Ta1 38.Tc2 Ab7 39.Ce3 Ac5[Nuevamente se presenta la posibilidad del cambio, y esta vez no puede evitarse. Ahora las negras ganan un peón y la partida queda decidida.] 40.Td2 Axe3 41.fxe3 Aa6[41…Tb1 ganaba inmediatamente un peón. Pero las negras han previsto un final de peones en el que el triunfo se logra de modo más forzado.] 42.Tf2 Rg7 43.Rg2 Txf1 44.Txf1 Axf1+ 45.Rxf1 Rf6 46.Re2 Re5 47.Rd3 Rxd5 48.b4 Rc6 49.Rc4 d5+ 50.Rd4 Rd6 0-1


Deja un comentario