Una variación del ataque con el sacrificio del alfil en h7 es la que continúa con un nuevo sacrificio del otro alfil, esta vez en la casilla g7, lo que deja la posición del rey negro completamente desguarnecida. El ataque generalmente se concluye con la dama y una torre.
El ejemplo clásico más conocido, y que ha aparecido en casi todos los libros, es el de la partida Lasker-Bauer, que resulta muy instructivo pues en él se ve muy claramente el mecanismo de ataque:

Lasker,E – Bauer,J Amsterdam, 1889

1.f4 d5 2.e3 Cf6 3.b3 e6 4.Ab2 Ae7 5.Ad3 [Esta colocación del alfil resulta un tanto artificial. Las blancas demuestran sus intenciones de no luchar por el centro con sus peones. Difícilmente lograrán ventaja con ello.] 5…b6 [Pero las negras responden de modo demasiado tranquilo. Un plan con 5…c5 y 6…Cc6 parece preferible.] 6.Cf3 Ab7 7. Cc3 Cbd7 8.0–0 0–0 9.Ce2 c5 10.Cg3 Dc7 11.Ce5 Cxe5 12.Axe5 Dc6 13.De2 a6 [El juego de las negras ha sido muy pasivo y Lasker comienza ahora su ataque.]14.Ch5 Cxh5 [Si 14…Ce8? 15.Axg7 Cxg7 16.Dg4]

15.Axh7+! [Tal vez las negras solo habían previsto 15.Dxh5 f5 con defensa] 15…Rxh7 16.Dxh5+ Rg8 17.Axg7!! La clave. El rey negro queda sin defensores. 17…Rxg7[En algunas posiciones, la mejor defensa es no aceptar el segundo alfil, pero aquí es inútil, pues 17…f6 18.Ah6 conduce a una derrota inmediata.] 18.Dg4+ Rh7 [18…Rf6 19. Dg5#] 19.Tf3 [El sacrificio de los dos alfiles va casi siempre unido al paso de una torre por la tercera linea para rematar el ataque. Las negras entregan ahora su dama como única forma de evitar el mate, pero el detalle final en la jugada 22 deja a las blancas con

ventaja de material.] 19…e5 20.Th3+ Dh6 21.Txh6+ Rxh6 22.Dd7! [Si no fuera por esta jugada, difícilmente las blancas podrían ganar. Pero ahora todo queda decidido, aunque el remate final todavía es elegante.] 22…Af6 23.Dxb7 Rg7 24.Tf1 Tab8 25. Dd7 Tfd8 26.Dg4+ Rf8 27.fxe5 Ag7 [27…Axe5 28.De6 f6 29.Dxe5] 28.e6 Tb7 29. Dg6 f6 30.Txf6+ Axf6 31.Dxf6+ Re8 32.Dh8+ Re7 33.Dg7+ Rxe6 34.Dxb7 Td6 35.Dxa6 d4 36.exd4 cxd4 37.h4 d3 38.Dxd3 1–0

En la actualidad, este tipo de ataque es bien conocido y resulta muy raro que se presente en la práctica, sobre todo de grandes maestros, aunque como demuestra el siguiente ejemplo, no siempre es así:

Polgar,J – Karpov,A Hoogeveen, 2003

1.e4 e5 2.Cf3 Cf6 3.Cxe5 d6 4.Cf3 Cxe4 5.d4 d5 6.Ad3 Ae7 [ 6…Ad6 es una alternativa igualmente popular.] 7.0-0 Cc6 8.c4 [Esta continuación actualmente ha desplazado a la antes popular 8.Te1 a lo que sigue 8…Ag4 y las blancas pueden elegir entre 9.c3 y 9.c4 pero las negras han encontrado suficientes recursos contra ambas.]8…Cb4 9.Ae2 [ Lo mejor. La alternativa 9.cxd5 Cxd3 10.Dxd3 Dxd5 11.Te1 Af5 se considera bastante inofensiva.] 9…0-0 10.a3 [ Aquí se aparta Judit de la continuación más utilizada 10.Cc3 La jugada 10.a3 no es sin embargo nueva, pues ya ha sido utilizada anteriormente, si bien los resultados no parecían otorgar ninguna ventaja a las blancas.] 10…Cc6 11.cxd5 Dxd5 12.Cc3 Cxc3 13.bxc3 Dd6 [Sólo ahora la partida sigue cauces originales. La última jugada de Karpov no se había empleado antes y su idea es evitar Af4. Sin embargo, las negras generalmente juegan aquí 13…Af5 y tras 14.Af4 Ca5 15.Axc7 Tac8 16.Axa5 Dxa5 17.c4 Af6 como se demostró en la partida Svidler-Sakaev. Cto. ruso 1998, obtienen suficiente compensación por el peón.] 14.Tb1 b6 [Esta idea de desarrollar así el alfil de casillas blancas ya la había utilizado por primera vez Kramnik frente a Kasparov en Linares 2000 en una posición muy similar (en realidad, aunque con otro orden, se hubiera llegado a una posición idéntica si las negras, en lugar de 13…Dd6 hubieran jugado 13…b6). En aquella ocasión, cogido por sorpresa Kasparov no fue capaz de sacar ventaja y pronto se acordaron tablas.]15.Te1 Ae6 [ ¿Cambió de idea Karpov sobre la marcha o ésa era su verdadera intención? Después de 15…Ab7 16.Ad3 Tae8 17. Dc2 h6 tendríamos la misma posición que en la mencionada partida Kasparov-Kramnik con la inclusión de las jugadas Tb1 y Dd6] 16.Ad3 Tae8 17.Tb5 [ Posiblemente la idea de Karpov fuese dificultar a las blancas jugar 17.c4 pues seguiría 17…Ag4 con presión sobre los peones centrales.] 17…Ca5 [ Era interesante 17…Af6 y si 18.Cg5 Axg5 19.Txg5 Ab3 20.Dd2 Ca5 las blancas sólo tienen una ventaja mínima.] 18.Tbe5 Cc6 [ Ahora 18…Af6 19.Cg5 sería peor] 19.T5e2 Ad7 [ También después de 19…Ad5 20.Cg5 las negras tienen algunas dificultades, ya que si 20…g6 21.Ce4 Dd7 22.Ab5] 20.d5! Ca5 21.Ce5 Af6 22.Af4 Axe5 [Prácticamente forzado pero ahora, aunque las negras ganan un peón, deben alejar varias piezas de la defensa de su flanco de rey, donde apuntan peligrosamente los alfiles blancos.] 23. Axe5 Dxa3 24.Te3 Dc5?

[Un grave error al omitir el siguiente sacrificio de alfil, algo que no es la primera vez que a Karpov le pasa. Anteriormente Anand le había derrotado con dicho sacrificio, en Las Palmas 1996, si bien en aquella ocasión el sacrificio era mucho menos claro. Había que jugar 24…f6 y si 25.Dh5 h6] 25.Axh7+! [Ahora las negras están completamente perdidas. De hecho Fritz anuncia mate en siete jugadas más] 25… Rxh7 26.Dh5+ 1-0 [Karpov se rindió. Tras 26.Dh5+ Rg8 el sacrificio del segundo alfil 27.Axg7, un tema conocido desde la famosa partida Lasker-Bauer que acabamos de ver, decide inmediatamente, por ejemplo: 27…f6 ( 27…Rxg7 28.Tg3+) 28.Axf6 Txf6 29.Tg3+ y mate seguido.]

Uno de los problemas en este tipo de ataque es que el bando débil acepte el sacrificio del primer alfil y rehúse el segundo, pues no siempre es sencillo llevar con éxito el ataque. La siguiente partida es también un ejemplo clásico:

Nimzowitsch, A – Tarrasch, S St Petersburg, 1914

1.d4 d5 2.Cf3 c5 3.c4 e6 4.e3 Cf6 5.Ad3 Cc6 6.0–0 Ad6 7.b3 0–0 8.Ab2 b6 9. Cbd2 Ab7 10.Tc1 De7 11.cxd5 exd5 12.Ch4 Esta maniobra supone una pérdida de tiempo. 12…g6 13.Chf3 Tad8 14.dxc5 bxc5 15.Ab5 Esta jugada y el cambio siguiente, no son buenos para las blancas. 15…Ce4 16.Axc6 Axc6 17.Dc2 Cxd2 18. Cxd2También en caso de 18.Dxd2 seguiría la ruptura temática 18…d4! con ventaja negra, ya que no es posible 19.exd4? debido a 19…Axf3 20.gxf3 Dh4] 18…d4! 19.exd4? Tras esto, las negras inician un espectacular ataque. Era necesario 19.Tfe1 aunque, de todas formas, la ventaja negra sería clara.] 19…Axh2+ 20.Rxh2 Dh4+ 21.Rg1 Axg2!Nuevamente se presenta la combinación con el doble sacrificio de alfil, conocida desde la partida Lasker-Bauer. Aquí las blancas ensayan otra posibilidad defensiva sin tomar el segundo alfil. 22.f3 La línea de mayor resistencia. En caso de tomar el alfil, el ataque se desarrolla sin dificultades: [22.Rxg2 Dg4+ 23.Rh1 Td5 El habitual paso de la torre, ya visto en la partida anterior, y ahora ni siquiera queda el recurso 24.Dxc5!? a causa de 24…Th5+! (24…Dh5+ 25.Rg2 Dg5+ es lo mismo) 25. Dxh5 Dxh5+ 26.Rg1 Dg5+ ganando el caballo de d2.] 22…Tfe8 Lo más preciso. [22… Dg3 23.Ce4!; o 22…Dh1+ 23.Rf2 Dh2 24.Tfe1 no son tan claras. Ahora la amenaza es … Te2 y también …Dg3] 23.Ce4 Dh1+ 24.Rf2 Axf1 25.d5 [25.Txf1 Dh2+ pierde la dama.; 25.Cf6+ Rf8 26.Cxe8 (26.Dxc5+ Rg7 27.Ch5+ Rh6) 26…Dg2+] 25…f5 26.Dc3 Dg2+ 27.Re3 Txe4+! 28.fxe4 f4+ Aunque esto conduce al mate en cuatro, había una forma incluso más rápida con [28…Dg3+ 29.Rd2 Df2+ 30.Rd1 De2#] 29.Rxf4 Tf8+ 30. Re5 Dh2+ 31.Re6 Te8+ 32.Rd7 Ab5# 0–1

No siempre el sacrificio de los alfiles lleva al triunfo de modo automático. Incluso en ocasiones puede fallar si no se tienen en cuenta los recursos defensivos del adversario:

Kuzmin,G – Sveshnikov,E Moscú, 1973

1.e4 c5 2.Cf3 e6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cc6 5.Cc3 Dc7 6.Ae2 a6 7.0–0 Cf6 8.Ae3 Ab4 9.Cxc6 bxc6 10.Ca4 0–0 11.c4 Ad6 12.f4 Cxe4 13.c5 Ae7 14.Ad3 Cf6 [14…f5 es una posibilidad interesante.] 15.Ad4 Cd5

[En esta posición el sacrificio de los dos alfiles falla, por ejemplo: 16.Axh7+ Rxh7 17.Dh5+ Rg8 18.Axg7 Rxg7 19.Dg4+ Rh7 y las blancas deben conformarse con dar jaque continuo con 20.Dh5+, ya que 20.Tf3 Cxf4 21.Txf4 f5 22.Dh3+ Rg6 23.Dg3+ Ag5 Precisamente la jugada 20…Cxf4 que salva a las negras, da la idea de desviar el caballo de la casilla d5] 16.Cb6! Cxb6 [16…Tb8 17.Cxd5 e igualmente se elimina el defensor.] 17.Axh7+! [Ahora nada impide realizar la combinación. Sería peor 17.cxb6 Dd6] 17… Rxh7 18.Dh5+ Rg8 19.Axg7 Rxg7 [19…f6 20.Dg6] 20.Dg4+ Rh7 21.Tf3 Axc5+ 22. Rh1 1–0








Deja un comentario