Crónica Interclubs | Silla vs C.Mercantil Castellón B

Perdimos el encuentro 5 – 3. Creo que merecimos, al menos, el empate. Incluso, con un poco de suerte, la victoria. El encuentro empezó con un 1-2 para nosotros y si no es por mi descuido podría haber sido un 0-3; mi error le salió demasiado caro al equipo, que sin duda mereció mejor suerte.

En el primer tablero Erik planteó una partida muy seria tomando la iniciativa apenas finalizada la apertura. Mediante una bonita combinación (pseudo sacrificio de caballo) contra el enroque largo blanco quedo con un par de peones de ventaja. La transición al final la condujo con mucha solvencia, rematando el final con un nuevo golpe táctico. Por desgracia, pude seguir bien este encuentro y creo que tras conseguir ventaja decisiva Erik no se relajó y siguió jugando a gran nivel no permitiendo que se entrase en complicaciones. Buena partida de Erik.

En el segundo tablero Olaru (con blancas) planteó una partida muy interesante. Ambos jugadores enrocaron en corto y fianchetados. Olaru sacrificó calidad por ataque, situando dama y una de las torres en las columnas ¡abiertas! de su propio enroque (posición bizarra y complexa). Bonito remate, con sacrificio de torre incluido.

A un servidor le tocó defender el tercer tablero con negras. Tras plantear uno de mis habituales gambitos, mi rival comenzó a consumir reloj y tras dos flojas jugadas quedó en una posición totalmente perdida (pérdida de pieza y ataque de mate / caza de dama) en la 6ª jugada (habiendo consumido 40’). Precisamente esta línea la había repasado esta semana y me acordaba muy bien (ambas circunstancias insólitas en mi). Me senté ante el tablero y en lugar de realizar la jugada que tenía prevista decidí realizar otra menos fuerte pero más “sólida” (cambiar alfiles y damas) 7… Ah3?? 8.Dh5+ y pierdo el alfil, la posibilidad tomar la pieza y ningún contrafuego.

En el cuarto tablero Nicolae con blancas perdió pieza en el medio juego con una escasa compensación por la situación del rey negro en el centro del tablero. Pero no fue suficiente, el negro hizo valer la ventaja material.

Noelia jugó muy sólido con piezas negras, pero con la presión del reloj…, se nota todavía su falta de experiencia. En una posición equilibrada (una siciliana, blancas atacan enroque negro con e4 f4, negras ventaja de espacio en flanco de dama y dominio de la columnas e-d) el blanco se deja calidad. Con posición ganadora, Noelia se apuró excesivamente de reloj y empieza a “liarse”. Devuelve la calidad por un peón y final ganador. Con 11 minutos en su reloj, le ofrecen tablas. Me pide parecer, íbamos perdiendo 4-2. La otra partida era la de Paco y tenia buenas chances de victoria. ¡Juega y gana! Se sentó siguió consumiendo tiempo y eludiendo líneas simplificadoras. En un final con ventaja (T + 3P por T + 2P), tubo que acabar forzando tablas, cuando ya hubiese sido fácil equivocarse y acabar perdiendo. Fue la partida con la que concluyó el match.

La partida de Armelles, con blancas en el quinto tablero, no tuve oportunidad de seguir bien su desarrollo. Cuando me levanté se encontraba con el rey asediado en el enroque corto con toda la artillería negra encima. La mayoría de las piezas blancas clavas, atadas a la defensa, en fin: pintaba mal la cosa. Se defendió bastante rato pero no hubo forma de crear contrafuego. Finalmente, para aguantar el asedio al rey perdió una torre y poco después hubo que abandonar.

Paco (con negras) fue el penúltimo en acabar. Juego cerrado con cadena de peones y todas las piezas situadas tras la infantería. Se llega a la fase final: Paco dispone de 7 peones, torre, caballo y más de 25’, su rival 7 peones (uno doblado), torre, alfil y solo 2’. La iniciativa es de Paco, fuerza cambios, parecía que podía ganar pero su rival juega bien los apuros (¡4’’ en la posición crítica!) y tablas.

La benjamina del equipo, Viki, jugó bien contra una escandinava y logró una posición muy interesante en el medio juego: enroque largo torres en g1 y h1, peones gh avanzados y el rey negro sin enrocar. Posiblemente tenia ventaja, pero realizó una extraña maniobra de caballo c3-b1-a3 que finalmente le costo pieza y la partida.

Saludos

F. Gimeno

Deja un comentario

Scroll al inicio